CPB::I. ¿Qué puede ser hoy un marxismo ortodoxo::1. El gesto de Lukacs::30

From Carlos Pérez Soto
Jump to: navigation, search

Marxismo ortodoxo significa también, por otro lado, recuperar las intuiciones básicas presentes en Marx y razonar por analogía para entender el presente. Una operación analógica en que siempre el término presente impere sobre el del pasado, de tal manera que se trate de entender lo nuevo como nuevo, y no simplemente como repetición o prolongación. Un ejercicio en que la analogía sea un instrumento heurístico, de ninguna manera probatorio, y en que cada vez que resulte un desacuerdo con Marx, peor para Marx, ya que lo relevante es nuestra visión sobre nuestros problemas, y el texto de Marx sea sólo un instrumento, una guía provisoria, por muy poderosa que resulte. Esta es la ecuación que quiero recoger con la expresión paradójica “reinventar” el marxismo. Se trata del marxismo, por un lado, porque creo que hay en la obra de Marx poderosas ideas que pueden servir de guía al examen del presente; se trata de “inventar”, por otro lado, porque lo relevante es el presente, y no Marx.