CPB::I. ¿Qué puede ser hoy un marxismo ortodoxo::3. Un marxismo de nuevo tipo::d. Un marxismo posible::16

From Carlos Pérez Soto
Jump to: navigation, search

La oscilación histórica entre lecturas de tipo kantiano o hegeliano, sin embargo, no debe confundirse con la oscilación entre Ilustración y Romanticismo, que caracteriza al extremo kantiano. Como Hegel pudo mostrarlo de manera bastante astuta, el Romanticismo no es sino la otra cara de la Ilustración, bajo la misma lógica moderna. La pretensión hegeliana, en cambio, es que se puede ir más allá de esa oscilación, hacia un humanismo absoluto en que la historia es sujeto. El énfasis ético del Romanticismo, y el énfasis epistemológico de la Ilustración, no son sino dos momentos de una lógica común. Un momento que tiende a convertir lo ético en pasión existencial, otro que tiende a convertir el saber en director de todas las esferas de la coexistencia humana. Ambos momentos, expresados como políticas concretas, han conducido al totalitarismo. Un marxismo que quiera formularse más allá de las lógicas totalitarias que han impregnado a la política moderna tendría que ir más allá de esta dicotomía, es decir, más allá de la lógica moderna como conjunto. Esa es la pretensión que es posible desarrollar desde Hegel.